Los litigantes, de John Grisham

“El despacho de abogados Finley & Figg se definía a sí mismo como un “bufete-boutique”. Ese inapropiado apelativo se empleaba siempre que era posible en las conversaciones rutinarias e incluso aparecía impreso en los distintos proyectos  ideados por los socios para captar clientes. Utilizado con propiedad, habría denotado que Finley & Figg era algo más que el típico despacho formado por una simple pareja de abogados: “boutique” en el sentido de reducido, talentoso y experto en algún área especializada; “boutique” en el sentido de exquisito y distinguido, según la acepción más francesa de la palabra; “boutique” en el sentido de un bufete satisfecho de ser pequeño, selectivo y próspero.”

Ya estoy aquí! Después de unas magníficas y larguíiiisimas vacaciones ya tenía ganas de volver para empezar a traeros las lecturas que me han mantenido ocupado este mes de agosto. Hoy me he decidido por este bestseller -como no puede ser de otra manera proviniendo del mismísimo John Grisham- que me fue regalado el día de mi cumpleaños. La verdad es que nunca había leído nada de este escritor ni del género literario de sus libros: el thriller jurídico. Teniendo en cuenta la carrera que estoy estudiando es lógico que me atrajera este mundillo y, por tanto, esta novela. Hoy os traigo Los litigantes, de John Grisham.

David Zinc, un joven abogado licenciado en la prestigiosa universidad de Harvard, se siente exhausto de su angustioso y aburrido trabajo en un gran bufete de Chicago. Una mañana no aguanta más y decide huir del trabajo y beber hasta el punto de perder la consciencia. Se despierta ante un pequeño bufete, Finley & Figg, formado por dos socios, Óscar Finley y Wally Figg, ambos especialistas en lesiones y divorcios. Nada más conocerlos, y aún bajo los efectos del alcohol, les pide trabajo. Ahora que son tres abogados les llega el caso más importante de sus vidas, un caso con el que podrían ganar una fortuna, pero en el que ninguno de ellos tiene ni la experiencia ni los conocimientos para afrontar.

Lo primero que me llamó la atención del libro es lo práctico y directo que llega a ser. Grisham avanza la  narración sin distraerse en ningún momento, el compás de la novela no se ralentiza en ningún momento, sino que conserva una constancia increíble. Su único objetivo es el importante caso que llega al pequeño bufete de Finley & Figg. La novela goza de un ritmo cien por cien cinematográfico que engancha mucho, pues el autor se encarga de no acabar ni un capítulo sin una frase o palabra que deja al lector con ganas de saber más.

También me han gustado mucho los dos componentes del pequeño bufete. Quedan perfectamente retratadas sus personalidades: mientras que Óscar Finley es el abogado veterano y quiere ver muerta a su mujer porque no tiene suficiente dinero para tramitar un divorcio, Wally Figg es un alcohólico sin escrúpulos que, tras varios matrimonios, su única ambición es ver su cara en los diarios bajo un gran titular que anuncie una tremenda victoria en algún caso extraordinario. Aprecié que el segundo tiene más presencia en la novela que el primero. Rochelle Gibson, la secretaria del bufete, tampoco tiene desperdicio.

Los litigantes refleja muy bien el sistema judicial de Estados Unidos, en mi opinión demasiado afectado por el capitalismo, y guarda una crítica letal a la corrupción del sistema político del país. Ofrece al lector una panorámica transparente de lo que sucede dentro y fuera de los tribunales, todas las artimañas y estrategias de ambas partes y los pocos escrúpulos que tienen las empresas y los bufetes a la hora de tramitar casos de gran trascendencia.

Destacar las divertidas escenas que viven sus personajes a lo largo de la narración al intentar desenvolverse en un mundo completamente nuevo para ellos poblada de abogados ricos, profesionales y ágiles en su oficio. Las chapuzas que realizan y su tendencia a presentarse ante los tribunales sin más estrategia que la de improvisar me sonsacaron alguna que otra carcajada.

Como punto negativo siento señalar al protagonista, David Zinc, que me ha parecido el típico narrador sin personalidad y que se deja llevar por los caóticos vientos del devenir de los acontecimientos y a duras penas reacciona de vez en cuando, solamente al final de la novela se mueve un poco. El desenlace también me decepcionó un poco pero no tiene porque ser así para todos los lectores.

En conclusión, un libro cuyo punto fuerte es el mensaje de crítica social que se esconde tras las divertidas situaciones que presenta. Un bestseller de thriller jurídico imposible de decepcionar a los aficionados del género pero que, a mí, me ha sabido a poco.

Título: Los litigantesAutor/a: John Grisham. Título original: The litigators. 
Editorial: Plaza Janés. Nº páginas: 494. Precio23,90€

24 comentarios sobre “Los litigantes, de John Grisham

  1. Conozco al autor porque varios amigos son fans de sus obras, aunque yo aún no me he animado con él. Sin embargo, no dudo en que le haga hueco en el futuro a alguna obra suya, ya que me gustan esas tramas de abogados y juicios a la americana. 1beso!

    Me gusta

  2. Me alegra que estés de vuelta! 😀 Tuve una época en que me dio (sucesivamente) por el thriller médico y el thriller jurídico, así que leí mucho a Grisham. En general las sensaciones eran como comentas: una trama bien llevada, que enganchancha, pero personajes que no destacan especialmente, supongo que porque el peso está en el argumento. Hace tiempo que me apetece leer algo de este tipo, aunque pasa lo de siempre, que Ana Blasfuemia propone y su lista dispone 😉

    Besos!

    Me gusta

  3. ¡Bienvenido de vuelta! Espero que el verano haya ido estupendamente.
    Pues la verdad es que con este no has conseguido tentarme. En primer lugar lo del thriller jurídico no me ha llamado demasiado la atención y viendo que en su mayor parte aunque te ha gustado, no llega a ser un libro destacable, sino más bien del montón creo que no me animaré con él de momento.
    Un beso

    Me gusta

  4. Hola!
    ¿sabes qué? Hoy mismo he conseguido un ejemplar de “el cliente”, de John Grisham también…algún indecente ha decidido poner fin a su biblioteca tirando un montón de libros al hueco de un árbol donde normalmente hay gran presencia de perros…¿tú te crees? Pero bueno, ahí estaba yo, dispuesta a salvar unos cuantos ejemplares y entre ellos, ¡me he llevado esta maravillosa alegría! jejej

    Muy buena reseña, ¡como siempre!
    Besitos^^

    Me gusta

  5. Hola trotalibros!
    Hacía mucho que no me pasaba, pero ya que estoy completamente de vuelta (en cuanto a comentar se refiere), me quedaré por aquí.
    Mira que tiene libros, pero todavía no me he estrenado con John Grisham. La que nos traes hoy, a pesar de que dices que te ha sabido a poco, me parece que puede ser una buena opción para iniciarse con él. Me lo llevo anotado,
    1beso:)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s