El cielo ha vuelto, de Clara Sánchez

“Qué ingenua era en aquellos días. Iba por la vida sin enterarme de nada. El trabajo, el amor, emborracharme un poco en alguna fiesta para liberarme de las tensiones, ganar dinero para sentirme segura. Ni en un millón de años me habría dado cuenta de que el mundo era un embrollo, como decía Irina, donde los pensamientos mueven el viento y las miradas te destruyen o te salvan”
Yo fui de los que siguieron la gala de los Premio Planeta en directo por streaming y lo hice no tanto por la impaciencia que sentía por saber el ganador de este año sino por la curiosidad de cómo eran ese tipo de galas literarias. No diré que me decepcionó pero la verdad es que me supo a poco: la emisión no duró más de diez minutos. Sin preámbulo ni emotivo discurso alguno subió una presentadora, anunció los nombres en clave de los ganadores y después desveló los títulos verdaderos y la identidad de sus autores. Primero anunció la finalista: “El buen hijo” de Ángeles González-Sinde. “¿Pero Sinde no era una ministra de cultura?” Pues sí, lo era, pero no hablaré más del tema, ya dejé clara mi opinión al respecto en la reseña de “La marca del meridiano” de Lorenzo Silvia. Por fin esa mujer baja del escenario. Se anuncia el ganador del Premio Planeta 2013 y un servidor se alegra. Se alegra porque conoce a la autora. La conoce y tiene una buena experiencia con ella. Hoy os traigo El cielo ha vuelto, de Clara Sánchez.

Patricia tiene una vida perfecta: trabaja de modelo, tiene un novio muy guapo y pintor, su familia la quiera y su situación económica es inmejorable. Sin embargo, todo se tuerce en un vuelo que toma para volver de un paso de modelos en la India: una misteriosa mujer le advierte de que hay alguien en su vida que la quiere ver muerta. En un principio no le da ninguna importancia pero a partir de ese momento le empiezan a suceder accidentes, empieza a poner en duda la confianza que tiene con su gente más cercana y su vida, progresivamente, se va oscureciendo.

Esta novela se lee rápido, no tardé más de dos días en acabármelo pues, como ya comprobé con Entra en mi vida, Clara Sánchez crea buenas historias y las cuenta con un ritmo cinematográfico trepidante. Sin embargo, esta agilidad no se alcanza a base de sacrificar la narración interna de la protagonista: el lector sentirá la evolución de la comodidad de la vida de Patricia a cómo desconfía de toda la gente a la que quiere por la sospecha de que hay alguien que quiere acabar con ella y, a través de este proceso, se va deslindando su vida y vemos cómo no era tan perfecta como quería creer. La división de los capítulos también incita a enganchar el lector a la historia que, por el misterio de querer saber quien es la persona que le desea tan mal a Patricia, las páginas correrán por las manos del lector  volando.

Se llega a conocer muy bien a la protagonista y narradora, Patricia, sin olvidar a los demás personajes, que nos son descritos desde su punto de vista subjetivo. Una de las cosas que más me gustaron de la novela fue la reflexión que lanzó Clara Sánchez en el otorgamiento del Premio Planeta de este año sobre cómo la desconfianza puede destruir vidas. Aunque la historia no es estática, se mueve entre Madrid -ciudad en la que vive Patricia- y Barcelona -ciudad en la que vive la misteriosa mujer- y cabe mencionar una de sus mayores virtudes: en ningún momento se hace pesado, sino que avanza aportando en cada página información importante. El final es correcto y cumple su cometido, está a la altura del resto de la novela. En esto Clara Sánchez no suele fallar.

Como puntos negativos señalaría el hecho de que, aunque, como he dicho anteriormente, la autora profundiza mucho en Patricia, no acabé de simpatizar con ella, cosa que afectó en el gusto que me dejó la novela. En más de una ocasión sentí sus reacciones y sus reflexiones algo forzadas, al servicio del rumbo que Sánchez quería darle a la historia y carentes de toda naturalidad. También cabe apuntar que, a pesar de la buena reflexión a la que nos invitó Clara en su discurso, no es un libro con un gran trasfondo, es una de esas lecturas que son perfectas para entretener al lector, sin ninguna otra pretensión.

En conclusión, El cielo ha vuelto es una historia emocionante, con una buena sinopsis cuyo misterio mantendrá al lector pegado a la novela, pasando las páginas sin cesar viviendo el ritmo latente, constante, ágil y cinematográfico del que está dotado este libro. Sin embargo cabe mencionar que, en mi opinión, la autora se ve obligada a forzar algunas situaciones y algunos personajes para seguir el rumbo marcado en esta novela que tan solo aspira a entretener al lector.

¿Merece el Premio Planeta? Juzgad vosotros mismos. Por mi parte, y con mi corta lista de Premios Planeta leídos (tres), debo decir que me ha gustado más que La marca del meridiano pero menos que Contra el viento. ¿Qué le ha faltado? Un trasfondo que trascienda las páginas del libro y llegue al lector. Esto, a mi parecer, es un elemento importante a la hora de ganar un premio tan prestigioso como éste -que, atendiendo al premio en sí, es el segundo del mundo, superado tan solo por el Nobel-.

//www.youtube-nocookie.com/embed/XT5n3zbtZcE

Editorial: Planeta. Nº páginas: 384. Precio papel: 20,50€ Precio ePub: 9,99€

PD¹: ¡Trotalibros ya está en Google+!
PD²: Reto Nobel 2013.

20 comentarios sobre “El cielo ha vuelto, de Clara Sánchez

  1. No soy muy dada a hacerme con los Premios Planeta, creo que tienen más nombre (o padrinos) que calidad….Con este libro no creo que haga una excepción; no obstante, gracias por la reseña porque tenía mucha curiosidad por saber alguna opinión sobre este libro.
    Besos!!

    Me gusta

  2. De los Premios Planeta solo tengo dos buenos recuerdos, y me remonto a los años 80, que ya ha llovido: Filomeno, a mi pesar, de Gonzalo Torrente Ballester, y Queda la noche, de Soledad Puértolas. Ahora me queda comprobar la calidad de La marca del meridiano. En fin, la opinión sobre este galardón creo que ya casi todos la sabemos y como funciona este evento. Con tu reseña me aclaras qué es lo que me encontraría en esta novela por lo que ya mismo la descarto y la finalista, pues mejor no decir nada. Un abrazo, Paco.

    Me gusta

  3. Los premios Planetas tienen una virtud: sus ganadores son automáticamente descartados en mi lista 😉 Porque a pesar de todo lo positivo que cuentas, me quedo con que la protagonista “cojea” de cara al lector y que le falta “cuerpo” a la historia.

    Besos

    Me gusta

  4. A mí me ha gustado mucho, pero hace poco leí “La luz de Candela” de Mónica Carrillo y también va de relaciones “tóxicas” Y es que la pareja de Patricia, el pintor Elías es… detestable. ¿Cómo pueden ser tan ciegas algunas mujeres?
    Un abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s