Yo no vengo a decir un discurso, de Gabriel García Márquez


Ahora que estamos solos, entre amigos, quisiera solicitar la complicidad de ustedes para que me ayuden a sobrellevar el recuerdo de esta tarde, la primera de mi vida en que he venido de cuerpo presente y en pleno uso de mis facultades a hacer al mismo tiempo, dos de las cosas que me había prometido no hacer jamás: recibir un premio y decir un discurso.

Este es el último libro del autor de invierno que he leído. Cuando vi que se me acababan los días hasta el inevitable 21 de marzo que pone fin a esta estación helada me puse a elegir el que sería el último libro de esta maratón de obras de Gabo. De él ya he leído novelas, cuentos, crónicas periodísticas… pero había un lado del genio de la literatura que aún me era desconocido: el de los discursos. Con este pensamiento en la cabeza descubrí la obra que os traigo hoy, Yo no vengo a decir un discurso, de Gabriel García Márquez.

En este recopilatorio el lector encontrará los textos escritos por Gabo para ser leídos ante una audiencia y, a través de ellos, podrá seguir su crecimiento como escritor y como persona a lo largo de toda su vida. El libro empieza con “La academia del deber“, de cuando Gabo tenía diecisiete años y escribió este discurso para despedir al curso superior de bachillerato, hasta “Un alma abierta para ser llenada con mensajes en castellano“, discurso que hizo ante la Academia de la Lengua y los reyes de España en 2007.

Después de haber estado tres meses leyendo mayoritariamente la obra de Gabriel García Márquez, leer sus discursos más importantes ha sido una experiencia increíble. Llenas de crítica social y, en ocasiones, remitiéndose a algunas de sus obras Gabo ha realizado discursos con una maestría que en ocasiones alcanzan un punto del realismo mágico que caracteriza sus mejores obras.

Los textos que aparecen en este libro han sido revisados por García Márquez y Cristóbal Pera y han sido titulados por el primero. El mismo escritor dijo que “leyendo estos discursos redescubro cómo he ido cambiando y evolucionando como escritor”. Y nada es más cierto, realmente resulta impresionante el cambio constante de Gabo. Mi discurso favorito, sin lugar a dudas, es el pronunciado en la entrega del Premio Nobel de la Literatura, “La soledad de América Latina”, un discurso que viene a denunciar la indiferencia con la que el mundo se toma la pobreza y la muerte en Sudamérica.

En conclusión, si os apasiona Gabriel García Márquez y ya habéis leído la mayor parte de su obra, os encantará adentraros en sus discursos, aprofundizar en cada una de sus palabras que, sin librarse de un cierto tono narrativo, nos enfrenta ante la realidad que, como excelente periodista que es, quiere difundir por todo el mundo.

//www.youtube-nocookie.com/embed/dDCz8iiNLAQ

Pista autor(a) de primavera: también es Premio Nobel de la Literatura.

6 comentarios sobre “Yo no vengo a decir un discurso, de Gabriel García Márquez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s