Carta de una desconocida, de Stefan Zweig


“Sólo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez. Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste. Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final. En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio. Igual que siempre. Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que fue siempre la tuya desde la primera hasta la última hora.”


Que las novelas cortas proliferan cada vez más es un hecho (con sus excepciones con nombres y apellidos como Santiago Posteguillo, Julia Navarro, Ken Follett o Dona Tartt). Parece que hoy en día la mayoría de lectores buscan historias rápidas, que compitan con la fugacidad de una película, que el que lee no tenga tiempo de aborrecer a los personajes ni a la historia. Me resulta inevitable relacionar este fenómeno con la sociedad contemporánea, prepetuamente impaciente y con prisas. Solo hace falta ir al centro de Barcelona para ser testigo de los insultos que se profiere la gente en pos de llegar antes a ninguna parte, como insignificantes pero gruñones conejos blancos sin País de las Maravillas al que dirigirse, pero siempre atentos a algún reloj omnipresente cual mirada vigilante del Gran Hermano. Hoy os traigo una novela corta –cortísima– pero de una calidad extraordinaria, hoy os traigo Carta de una desconocida, de Stefan Zweig.
Nunca me han gustado los libros que veo colocados en la estantería centrada en el género romántico de las librerías. Nicholas Sparks, Danielle Steel, Federico Moccia, Nora Roberts, Megan Maxwell… Soy de la opinión de que, si se quiere leer una historia de amor realista y de calidad, uno debe huir de ese rincón lleno de títulos untuosos, colores suaves y sinopsis empalagosas y buscar en la estantería general, donde se pueden encontrar verdaderas joyas del género. Por mi parte, siempre he proclamado a los cuatro vientos que mi historia de amor favorita es El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez. Después de leer esta obra de Stefan Zweig, no lo tengo tan claro. ¿Cómo sesenta y seis páginas han podido convertir una convicción tan asentada en una afirmación vacilante? Platón dijo una vez que “la belleza en el estilo, la armonía, la gracia y el buen ritmo dependen de la simplicidad”. McEwan y Echenoz son buenos guardianes de esta certeza aplicada al mundo literario. 
Esta es una de las novelas de Stefan Zweig que no llega a las cien páginas, pero que está lejos de dejar indiferente a ningún lector. Prácticamente toda la novela es una carta que recibe un día un famoso novelista de Viena que se nos presenta como R. Como se habrá deducido por el título del libro, la remitente es una mujer, desconocida por el escritor, que ha estado toda la vida perdidamente enamorada de él. La carta contiene su obstinada espera y su ardiente obsesión que duele por su contraste con la ignorancia del amado, destinatario de tanta adoración (como el amor torturado que se desprendía de las cartas de sor Mariana Alcoforado). Stefan Zweig vuelve a demostrar la inexistencia de la relación entre el número de páginas de un libro y su calidad. Este hombre es un mago de las palabras cuyo truco es su habilidad por meterse en la piel de sus personajes y sufrir con ellos sus pesares y consuelos.
La lectura de esta mini-novela oprime el corazón. Desde la primera palabra desconecté del mundo real y me dejé arrastrar por los intensos sentimientos de una mujer solitaria. La narración lleva al lector a través de un remolino en el que todo encaja, en el que no sobra ni falta una sola frase. El inigualable final deja al lector nostálgico de esa culminación de sentimientos unilaterales, de ese espasmo prolongado que se siente cuando uno se enamora de los personajes de un libro.
En conclusión, no son pocos los síntomas que señalan que estás ante una obra maestra; desconexión absoluta de la realidad, piel de gallina, ojos húmedos, sensación extraña en el estómago, latidos acelerados, tendencia a leer en voz alta para disfrutar aún más de la musicalidad de la palabra escrita… Todos se han dado en este caso, es por esto que no dudo en recomendar este pequeño e inolvidable brillante de la literatura. Ya estáis tardando en leerlo.

https://www.youtube-nocookie.com/embed/3ZdRK4XXwCM

27 comentarios sobre “Carta de una desconocida, de Stefan Zweig

  1. ai ai ai que la tenemos señorito Jan
    soy una auténtica FAN de la novela romántica y hay verdaderas obras de arte en las supuestas estanterías esas que dices.. lo que pasa es que hay que huir de las pastelosidades de la señora Steele o el señor Sparks, y de los libros de mierder machistas que se venden ahora…
    pero no hay NADA como un buen romance de Lisa Kleypas, un Julia Quinn o mi querida Jane Austen
    yo es que el del amor de los tiempos del cólera, si te soy sincera, lo rehuyo.. he leído 4 libros ya de ese autor y no me ha gustado ninguno x)
    pero bueno, sé que antes o después lo haré

    En cuanto a este libro.. prometo apuntarlo y leerlo, no sé cuando
    si no me gusta vendré a pedirte explicaciones! x) jajaj

    un beesito!

    Me gusta

  2. Creo que esta es, con diferencia, la historia más romántica que ha escrito nunca Stefan Zweig, ¿a qué sí? Ese morirse de amor es romanticismo puro. Siempre la recomiendo para los que ya conocen a Zweig pero no como el primer libro a leer de este autor, no vaya a asustarse el lector novato 🙂 Bss

    Me gusta

  3. ¿Qué te voy a decir? Es sin duda una joya literaria. No hace falta escribir mucho para concentrar una calidad alucinante. Me encantó leerlo y desde entonces no pierdo de vista las novelas de Zweig. Besos.

    Me gusta

  4. Tengo muchísimas ganas de leer algo de Stefan Zweig y he fichado ésta precisamente. Y hasta ahora me doy cuenta del título real, según yo era: Carta a una desconocida, pero no es “a”, es “de” xD
    Y tampoco sabía que era tan corta. Mucho mejor así, pues se lee más rápido.
    Como siempre, excelente reseña. Siempre es un placer leerlas.
    Besos.

    Me gusta

  5. Comparto tu opinión sobre las novelas románticas. Zweig me encanta, hace tiempo que no leo nada suyo y éste libro es ideal: si dices que le disputa a El amor en los tiempos del cólera el título de mejor historia de amor, le pongo un asterisco. 1beso!

    Me gusta

  6. Qué bonito y qué bien todo lo que cuentas de esta lectura que tengo pendiente desde ni se sabe. Y qué de acuerdo estoy contigo sobre las novelas románticas… Muchas gracias, me ha encantado leerte.

    Un abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s