También esto pasará, de Milena Busquets

“Por alguna extraña razón, nunca pensé que llegaría a los cuarenta años. A los veinte, me imaginaba con treinta, viviendo con el amor de mi vida y con unos cuantos hijos. Y con sesenta, haciendo tartas de manzana para mis nietos, yo, que no sé hacer ni un huevo frito, pero aprendería. Y con ochenta, como una vieja ruinosa, bebiendo whisky con mis amigas. Pero nunca me imaginé con cuarenta años, ni siquiera con cincuenta. Y sin embargo aquí estoy. En el funeral de mi madre y, encima, con cuarenta años. No sé muy bien cómo he llegado hasta aquí, ni hasta este pueblo que, de repente, me está dando unas ganas de vomitar terribles. Y creo que nunca en mi vida he ido tan mal vestida. Al llegar a casa, quemaré toda la ropa que llevo hoy, está empapada de cansancio y de tristeza, es irrecuperable.”

Varios fueron los factores que me empujaron a acercarme a este libro. Uno, la autora es la hija de Esther Busquets, quien dirigió durante muchos años la editorial Lumen. Dos, su sugestivo título. Un título que te lleva a cerrar los ojos, respirar hondo y reducir los problemas que hasta ahora te han desesperado a su tamaño real. Un título muy bien pensado en un contexto de crisis, en que la gente se encuentra ya muy cansada de esquivar obstáculos para ir tirando. Bob Marley lo cantó en Don’t worry be happy, el Gobierno Británico lo utilizó en la Segunda Guerra Mundial para animar a sus ciudadanos: Keep calm and carry on. Por último, también el increíble éxito que obtuvo aun antes de publicarse,  traduciéndose al inglés, francés alemán, italiano y portugués. Hoy os traigo También esto pasará, de Milena Busquets.


Este es un monólogo interno de Blanca, una mujer de cuarenta años, que arranca en el funeral de su madre, con quien había tenido una relación muy especial. Después de este choque emocional tan duro, Blanca decide ir a vivir por un tiempo indefinido a la casa de su madre en Cadaqués junto a sus hijos, sus dos exmaridos y un grupo de amigos con sus respectivos vástagos. Allí reflexiona sobre su relación con su madre, los consejos que le daba y cómo pasó de ser una mujer extraordinaria al deterioro mental y físico debido a una enfermedad. Pero también allí se replantea la vida y su soledad.

Es inevitable pensar que Blanca es Milena y su fallecida madre, Esther Busquets. Y lo es por culpa de lo mejor de este libro: las increíbles reflexiones sobre el insoportable dolor de perder a un ser querido, el sexo y las relaciones sentimentales y familiares. Se trata de reflexiones inolvidables, que consiguen enfocar la vida desde una perspectiva completamente diferente a la mía. Por ejemplo, “Lo contrario de la muerte no es la vida, es el sexo”. Frases rompedoras que ofrecen un punto de vista despreocupado que enlazan completamente tanto con el título como con el escenario, lo cual me lleva al siguiente punto bueno del libro.
Cadaqués. Quizás es porque veraneo allí pero siempre he pensado que la Costa Brava está profundamente desaprovechado por los escritores. Milena Busquets ha sabido situar su historia en la localidad más hermosa de la costa catalana. Cadaqués. Tan solo el nombre te trae el aroma del mar Mediterráneo, el tacto suave de sus casas blancas y resplandecientes, el sonido de las olas, las risas y las copas brindando. El ambiente y la dulce libertad calmada que se respira, sin duda, lo sabe captar a la perfección.
Sin embargo, no puedo decir que me haya gustado. Para que una novela me agrade no tengo que estar de acuerdo en todo lo que hace el protagonista y narrador. Es más, una historia es mucho más divertida cuando hace lo que uno nunca haría, cae en mil y un errores y toma decisiones que el lector nunca habría tomado. Pero cuando el protagonista y narrador te cae mal, esto ya es otro cantar. Y, aunque Blanca al principio me conquistó con sus reflexiones y su dolor, con su manera de actuar me desagradó profundamente. Me pareció una mujer completamente inconstante, caprichosa e irresponsable. En la última mitad del libro solo podía pensar en sus pobres hijos, muy desaparecidos de la narración, por tener una madre tan egoísta. La diferencia es importante: una cosa es que no esté de acuerdo en cómo actúa un personaje, la otra es que a uno le caiga mal.
En conclusión, una narración entretenida, quizás sobrevalorada, que brilla por sus buenas reflexiones y el ambiente que capta de Cadaqués, pero que a medida que avanza se va huniendo en una protagonista y narradora que no da más de sí, que no consigue mantener la atención que había conseguido al principio del libro y que hace que al final el lector se alegre de perder de vista a Blanca de una vez.

Agraïments a la tieta Pupu per la fotografia.

14 comentarios sobre “También esto pasará, de Milena Busquets

  1. ¡Hola!
    No he leído nunca a esta autora ni a su madre, pero siempre me han llamado la atención. Creo que podría ser un buen libro para empezar, además, con ese ambiente veraniego aunque algo sombrío por la muerte de su madre. A ver qué tal me cae a mí Blanca.
    Gracias por la reseña =)
    ¡Un saludo!

    Me gusta

  2. La mayoría de las reseñas de esta novela son poco positivas, por ponerlo de alguna manera, como la tuya. El personaje me parece odioso y no creo que pudiera aguantar la lectura de esta novela. Saludos

    Me gusta

  3. Es una pena que no consiga mantener el pulso hasta el final. Aún así me apetece mucho leerla, he leído tantas bondades de la prosa de Milena Busquets que estoy deseando ver qué sensaciones provoca en mí.
    Por cierto, nunca he estado en Cadaqués pero tengo un grato recuerdo de mi estancia allí gracias a Màxim Huerta.
    Besos.

    Me gusta

  4. Hola, Jan! La verdad es que a mí ella no me cayó mal, pero me pasó algo igual de malo: no la entendía, ni podía identificarme con su forma de vida. Y los secundarios me sacaron de quicio por algo que me molesta profundamente en libros/cine y que igual te parece una tontería: son todos GUAPOS. O súper atractivos. O estilosos. O encantadores. En fin, a mí me gustan los personajes imperfectos como la vida misma, la verdad. Y la vida de gominola de ellos no me terminaba de encajar. Es una pena, porque seguro que todo se parece mucho a la vida de Milena Busquets y ella misma podría haberle puesto un puntito más de realismo. Pero supongo que eso pasa cuando en el fondo te inspiras para crearlos en personas que quieres. En definitiva, así no puedo creerme un libro. Tiene muchas virtudes, sobre todo cuando habla ella sola y no aparece el contexto. Pero me dejó fría. Saludos!

    Me gusta

  5. Me suena de haberlo visto.. pero no me llama especialmente
    ya sabes que tenemos gustos literarios un tnto diversos
    ya estoy de nuevo en casa, ¿tú qué tal por Guatemala?
    un besote

    Me gusta

  6. Pues mira que esta tenía buena pinta, ¿verdad? Sobre todo por el personaje de la madre, esa figura tan importante que proyecta su sombra incluso con su ausencia. Me has quitado un poquito las ganas, ya veremos si ahora cedo a la curiosidad. Bss

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s