Cuestionario Proust: Alejandro Palomas.

La primera vez que leí a Alejandro Palomas fue en Nochevieja, con Una madre, una narración de personajes que me dejó bocabierto y que, casualmente, se desarrollaba a lo largo de una Nochevieja. En las primeras páginas ya me di cuenta de que estaba ante un escritor diferente, sensible, con una capacidad impresionante para generar empatía en el lector, introducirlo en las relaciones humanas, aproximarlo a esas pequeñas cosas que son en realidad muy grandes. Aunque estos últimos años ha publicado más novelas (Un hijo y Un perro), no ha sido hasta que ha ganado el Premio Nadal que no he vuelto a leer algo suyo. Con Un amor me he reencontrado con aquellos personajes que me enamoraron -a mí y a un sinfín de lectores- en Una madre. Es entonces cuando decido proponerle a Alejandro Palomas a someterse al incisivo Cuestionario Proust, que ya hacía mucho que estaba olvidado en algún rincón oscuro de este blog. Palomas accede gustosamente, responde a las preguntas en audio, no tiene tiempo para más, inmerso en una gira de promoción apasionante pero, me imagino, también agotadora (habrá muchos sitios que visitará sin una losa de piedra donde hacer la siesta).

 

1. ¿Cuál es tu idea de felicidad perfecta?

Estar tumbado sobre la piedra de la iglesia donde duermo mis siestas normalmente en  compañía de mis dos perros en otoño o primavera y estar en silencio, mirando al cielo.

2. ¿Cuál es tu peor temor?

Tener que enfrentarme a la ausencia de las personas y de los seres que me rodean: mi familia, mis amigos o mis dos perros.

3. ¿Cuál es el defecto que más odias en otros?

La crueldad.

4. ¿Qué persona viva admiras más?

Jane Goodall.

5. ¿Cuál es tu mayor extravagancia?

Dormir la siesta encima de una mesa de piedra.

6. ¿Cuál es tu estado de ánimo actual?

Navego entre la aceleración y la calma: es un estado de búsqueda de mantenimiento del equilibrio para poder enfrentar estos seis meses que me esperan de promoción de la novela.

7. ¿Qué virtud consideras más sobrevalorada?

No considero que haya ninguna virtud sobrevalorada. Hay virtudes infravaloradas, pero no sobrevaloradas.

8. ¿En qué ocasión mientes?

Cuando no hay más remedio que utilizar la mentira.

9. ¿Qué es lo que más te desagrada de tu apariencia?

Tengo las manos demasiado grandes y no termina de gustarme.

10. ¿Cuál es la cualidad que más te gusta en un hombre?

Sentido del humor.

11. ¿Y en una mujer?

Sentido del humor.

12. ¿Qué palabras o frases utilizas más?

Utilizo demasiado la palabra “básicamente” y frases como “la verdad es que” o “no tengo tiempo”.

13. ¿Qué talento te gustaría más tener?

Me encantaría saber cantar.

14. ¿Cuál es tu principal defecto?

La intensidad.

15. Si no fueras tú, ¿quién te gustaría ser?

Jane Goodall.

16. ¿En qué país te gustaría vivir?

En uno muy pequeñito.

17. ¿Cuál es tu posesión más preciada?

Soy de muy pocas posesiones. A día de hoy, el trofeo del Premio Nadal y una encina que planté delante de mi casa y que ahora es enorme.

18. ¿Qué es lo que valoras más en tus amigos?

Que sepan abrazar.

19. ¿Cuáles son tus escritores favoritos?

Carmen Kurtz. Pero más que escritores favoritos, tengo libros favoritos que me llevan a escritores: La puerta, de Magda Szabó, Claus y Lucas, de Agota Kristof, La decisión de Sophie, de William Styron, Matadero Cinco, de Kurt Vonnegut y La conjura de los necios, de John Kennedy Toole.

20. ¿Tus nombres favoritos (de hombre y de mujer)?

Bruno e Inés.

21. ¿De qué te arrepientes más?

De nada.

22. ¿Cómo te gustaría morir?

Por decisión propia.

23. ¿Cuál es tu lema?

La vida es una maratón.

24. ¿Cómo te gustaría ser recordado?

Como alguien que tenía una luz distinta.

25. Un color:

El violeta.

26. Una comida:

La fruta.

27. Una flor o árbol:

El girasol y el cerezo.

28. Un animal:

El perro.

29. Una palabra:

Supercalifragilisticoespialidoso.

30. Un personaje de ficción:

Mary Poppins.

31. Una figura histórica que odia:

Pinochet.

32. Un cantante (o grupo de música):

Eric Satie.

33. Una canción:

Life on Mars?, de David Bowie.

34. Un pintor:

Raoul Dufy.

35. Un libro:

Bomarzo.

36. Un poema:

La flor, de Robert Creeley

Creo que cultivo tensiones

como flores

en un bosque al que

no va nadie.

Cada herida es perfecta,

se encierra a sí misma en un

capullo diminuto, imperceptible,

y hace doler.

El dolor es una flor como aquella,

como esta,

como aquella,

como esta.

Un comentario sobre “Cuestionario Proust: Alejandro Palomas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s