Crimen y castigo, de Fiódor Dostoievski

Querida A.,

En la última carta que te mandé te hablaba de una pequeña novela de Stefan Zweig llamada Miedo. Hay un momento de esa historia en la que la protagonista reflexiona sobre la opinión de su marido, un reputado abogado, en relación a un hombre que fue condenado por un robo que había cometido tres años atrás. “En su opinión, el castigo llegaba a destiempo, ya que después de tres años no se podía decir que el hombre fuera el autor de aquel crimen. Se castigaba a otro hombre y se le castiga además doblemente, después de pasar tres años prisionero en las mazmorras del miedo, con la permanente inquietud de que un tribunal le declarase culpable.” El mismo abogado opina que “el miedo es peor que el castigo, porque éste es algo determinado y, por severo que sea, no se puede comparar con el temor que despierta en nosotros lo incierto, una tensión espantosa, que no conoce límite“.

Stefan Zweig admiró mucho a Fiódor Dostoievski, lo consideraba “el mejor conocedor del alma humana de todos los tiempos”, y a su obra maestra, de la que te hablaré en esta carta, “una de las cimas de la literatura universal”. Crimen y castigo, la novela más famosa del escritor ruso, está dividida en seis partes y un epílogo. En ella conocemos a Rodión Raskólnikov, un atractivo y soñador estudiante de San Petersburgo que ha tenido que suspender sus estudios en la universidad por la miseria en la que vive. Raskólnikov lleva tiempo planeando asesinar a una vieja y amargada usurera que realiza empeños a gente sin recursos, entre ellos al mismo protagonista, imponiendo intereses abusivos. Poco a poco Rodión va viendo en ese asesinato un acto de justicia y la solución a todos sus problemas, tanto personales como económicos. Así, cuando se le presenta la oportunidad perfecta comete el asesinato.

«Debido a su baja estatura, el golpé le alcanzó en plena coronilla. Gritó, aunque muy débilmente, y de repente se derrumbó, si bien aún tuvo tiempo de llevarse las manos a la cabeza. Aún sujetaba la «prenda» en una mano. Entonces Raskólinikov volvió a golpear, una vez, dos veces, las dos con el lomo y las dos en la coronilla. La sangre manó como de un vaso volcado, y el cuerpo se derrumbó, quedó tendido boca arriba. Raskólnikov dio un paso atrás, dejó que su víctima cayera e inmediatamente se inclinó sobre su rostro: ya estaba muerta. Tenía los ojos desencajados, como si quisieran salírsele de las órbitas, y la frente y toda la cara estaban contraídas y deformadas por un espasmo»

Aparentemente todo sale bien, ha sido un crimen perfecto, no ha dejado rastro. No obstante, el miedo a ser descubierto y acusado, a que aparezca una prueba incriminatoria, a que la gente vea en él el terrible acto que ha cometido lleva al protagonista a un solitario martirio.

Crimen y castigo era para mí una de esas lecturas que vas atrasando porque sabes que te va a encantar, que te va a obsesionar, que te va a cambiar como lector y como persona. Y ha cumplido todas las expectativas. Me he encontrado con una novela con personajes inolvidables e intensos diálogos, que me ha mantenido las emociones a flor de piel. He sentido el miedo y la angustia del protagonista, la persecución de su propia sombra. He sufrido su soledad despiadada. Leer Crimen y castigo ha sido una experiencia impresionante.

IMG_5483

Una vez el protagonista comete el asesinato de la vieja prestamista- narrado de forma bestial, desgarradora y descarnada- intenta seguir con su vida, pero todo ha cambiado, está alerta, no confía en nadie. Sin embargo, Dostoievski no limita esta obra maestra a su protagonista, a esa tortura de delirio, terror e incomprensión a la que se somete, sino que introduce a muchos personajes de una complejidad y una profundidad sencillamente impresionantes que roderán a Rodión.

Mis libros favoritos son aquellos cuyas páginas te marean por la intensidad de lo que se narra, por estar sufriendo en propia piel lo que lees, por estar cambiando algo en ti, que te ayudan a comprender algo esencial. Crimen y castigo es uno de estos libros. No quiero contarte más de lo que sucede en la historia, no quiero contarte nada más de sus personajes, del estilo del autor, de sus recursos narrativos ni, por supuesto, de su impresionante final. Lee este clásico. Esto es todo lo que te puedo decir: léelo.

Atentamente,

Jan Arimany.

*

9788490653517_1Título: Crimen y castigo.

Autor: Fiódor M. Dostoievski.

Traducción: Fernando Otero.

Título original: Преступле́ние и наказа́ние.

Editorial: Alba.

Páginas: 640.

Precio: 12€

ISBN: 9788490653517.

He estado en: San Petersburgo.

Te gustará si te ha gustado:

Otras obras de Dostoievski:

Un comentario sobre “Crimen y castigo, de Fiódor Dostoievski

  1. Hum, no es un llibre que m’hauria plantejat llegir, tot i ser tan conegut, però m’ha agradat l’argument que planteja, es una reflexió interessant. L’única pega que hi veig és que son moltes pàgines, i encara que diguis que es intens i que hi ha molts diàlegs, no m’acaba de semblar un llibre d’acció, que és com més m’agraden a mi (i ja sé que tu ets més de llibres intimistes, així que…). Però ho pensaré 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s