Skip to content Skip to footer

Agu Trot, de Roald Dahl

El balcón que había inmediatamente debajo del balcón del señor Hoppy sobresalía del edificio bastante más que el suyo, de forma que podía ver siempre muy bien lo que pasaba allí debajo. Aquel balcón pertenecía a una atractiva señora de mediana edad llamada señora Silver. Era viuda y vivía también sola. Y, aunque ella no lo sabía, era objeto del secreto amor del señor Hoppy. Éste llevaba muchos años amándola desde su balcón, pero era un hombre muy tímido y nunca se había atrevido a hacerle la menor insinuación de amor.

Roald Dahl es de estos escritores que son genios sin pretenderlo. Hablo de genios discretos, con obras simples pero imprescindibles que han marcado a una generación entera. Hoy os traigo una (mini)reseña del libro que me descubrió este autor, en tercero de primaria y con ocho años de edad. Este es un libro infantil (serie morada*) con no más de 64 páginas, ilustrado por Quentin Blake y de letra gigante. Así, más que una historia es un cuento.

Conocemos al señor Hoppy, un hombre mayor que toda su vida ha sido un solitario y ahora se siente más solo que nunca. Vive enamorado de su vecina, la señora Silver, y de balcón a balcón hablan un poco cada día. Sin embargo, el único amor para ella es su pequeña tortuga Alfie y nuestro protagonista vive esperando la oportunidad por conquistarla. Un día la señora Silver, preocupada, le comenta a su vecino que le gustaría que su Alfie creciera ya que, aún dándole de comer todo lo que se debe dar, esta sigue siendo igual de pequeña. El señor Hoppy encuentra en ese instante la oportunidad que tanto había estado esperando y llevará a cabo un extravagante plan para conquistar a su amada señora Silver.

Roald Dahl me conquistó con historias más largas y fantásticas como “Las Brujas” o “Charlie y la fábrica de chocolate” pero recordaba este cuento con mucho cariño y hoy mismo he decido releerlo y, ya de paso, sacarle el polvo. Me quedo muy satisfecho con este relato de una simpleza que seduce al lector, sea cual sea su edad, y lo engatusa de tal manera que espera el final como un crío de siete años. Me recordó mucho, sin saber muy bien porqué, a un libro que también leí en mi infancia llamado “Quien quiere a los viejos”, de Ricardo Alcántara.  No hallaréis en este corto cuento -diez minutos me ha llevado leerlo- un trasfondo, ni mensaje, ni moraleja alguna, solamente la magia que empapa todas las historias de Dahl. Esa magia que hace ver al lector -pequeño o adulto- que su mañana puede ser una aventura extraordinaria.

Y vosotros, ¿qué locura habéis hecho por llamar la atención de un amor platónico?

35 Comments

  • Luciana
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 8:27 pm

    Me encanta este autor, pero me apunto el libro que comentás porque no lo conozco.
    Besos.

  • mientrasleo
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 9:02 pm

    Me encanta, todo!!!
    N te diré lo que hice porque tu tampoco nos lo has contado 😛
    Besos

  • Azalea Real
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 9:14 pm

    No lo conocía, y la verdad es que no me llama demasiado.

    Besos.

  • Bambú
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 9:15 pm

    De pequeña leí Las Brujas y fue un libro que recuerdo con muchísimo cariño. El año pasado tuve que leer Matilda para la Escuela de Idiomas y, aunque ya soy adulta, disfruté igual de la magia de Roald Dahl y me interesé por su bibliografía.

    No conocía este libro/cuento y al ser tan cortito, no me importaría echarle un vistazo, al igual que el resto de obras del autor 😉

  • Ithil
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 9:50 pm

    Tengo que confesar que este fue el primer libro que leí del autor. Si me apuras, de lso primeros libros, propiamente dichos, que leí en mi vida. Creo que más o menos con seis siete años, te puedes imaginar que apenas había comenzado mi andadura con los libros y me encantó. Es más, aprovecharé la iniciativa para releerlo porque lo recuerdo con muchísimo cariño.

    La idea de un cuento dentro de otro cuento y la sensación mágica que irradian sus páginas me cautivaron siendo una niña y creo que es un libro que todos los niños deberían de leer alguna vez. Incluso los adultos, sobre todo esos que han olvidado lo que es ser un niño.
    Me ha encantado la reseña con la que nos has sorprendido hoy ^^ Besos

  • Offuscatio
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 9:56 pm

    Aunque no he leído nada del autor, he visto la película de “Charlie y la fábrica de chocolate”. Bueno, sí, ya sé que no es lo mismo..Tu propuesta me parece interesantísima, pero llevo unas semanas en que, como mucho, me leo una página al día; y así estaré hasta finales de diciembre. Aún no será ahora que me estrene con el genio que tanto elogias en esta entrada. Un abrazo.

  • Anita
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 10:05 pm

    No lo conocía pero habiendo leído otros libros del autor que me encantaron creo que este tampoco debe de tener desperdicio xD
    Saludos!

  • Norah Bennett
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 10:13 pm

    Qué recuerdos más bonitos, yo empecé con Matilda, todavía tengo el ejemplar, luego vinieron Charlie y compañía. Parece otra vida.
    Besines

  • Paula Sagoal (@Kaparra_)
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 10:19 pm

    AAAY desconocía esta historia! es súper cuca y me la pienso apuntar junto con las otras!! 🙂 menuda monada, me apunto al reto sí o sí! ya lo pondré en el blog(: XO

  • Margari
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 11:28 pm

    No conocía este libro pero a buscarlo voy para leerlo con mi peque, que es con quien estoy redescubriendo a este autor!
    Besotes!!!

  • Shorby
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 11:31 pm

    Uy, este no lo conocía yo!!
    Me lo llevo apuntado =)

    Besotes

  • Ann.
    Posted 27 de noviembre de 2012 at 11:58 pm

    No conocía el libro pero debo leerlo! *u*
    un besote 🙂

  • Nina
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 12:54 am

    Ay que boniiiiito xD me encantan los cuentos infantiles! seguro que lo leere

  • Rober
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 5:54 am

    Me encantan los cuentos infantiles, y releeros incluso ahora de otra manera. Con esa perspectiva que ya da el haber dejado atrás la infancia.

    De Dahl sólo he leído una de las que mencionas, “Charlie y la fábrica de chocolate”, siendo ya no tan crío, y recuerdo que me maravilló.

    ¡Un abrazo!

  • Manderly
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 9:16 am

    Interesante relato que desconocía. Lo buscaré para leerlo.
    Saludos.

  • Estefania
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 9:35 am

    Cuánta dulzura desprenden tus palabras! La verdad es que este cuento lo desconocía pero he quedado maravillada con tu mini-reseña! jeje
    Sobre lo del reto, me ha parecido muy interesante lo que pasa es que ando un poco colapsada de lecturas y dispongo de poquito tiempo libre durante el periodo Navideño… así que me será algo difícil!! En el caso de que lo viera factible, me apuntaré sin dudarlo!

    Besitos^^

  • Jara
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 10:07 am

    Me gusta esta entrada, lo de rescatar las lecturas infantiles siempre deja un buen sabor de boca.
    A Roald Dahl no lo conozco “personalmente” a mi me ha pillado un poco mayor, pero sí lo ha leído mi hijo y yo disfruté muchísimo con la película de Tim Burton.
    ¿Amores platónicos? sí, alguno ha habido pero locuras… vamos a dejarlo en suspenso, jaja
    Besos

  • Goizeder Lamariano Martín
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 10:10 am

    De este autor solo he leído Matilda, Las brujas, Charlie y la fábrica de chocolate y Charlie y el gran ascensor de cristal, todos cuando era pequeña y me entusiasmaron, mi pasión por la lectura se la debo en parte a este autor. Besos.

  • Cartafol
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 10:47 am

    Siempre quise leer Las brujas, pero no lo tengo…

  • Catnip
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 2:46 pm

    Yo también lo leí cuando era bastante pequeña, sobre los 10 años o así, y lo recuerdo con mucho cariño. Este autor te encandila con historias simples llenas de encanto.

    ¡Besos!

  • Yossi Barzilai
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 2:56 pm

    Yo sólo he visto las películas. primero Matilda y después Charlie y la fábrica de chocolate. Si puedo me apunto, estoy hasta arriba, sé que son cortos y que has extendido el plazo. A ver qué tal se da. Besos.

  • Tatty
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 3:52 pm

    No he leído nada de este autor aunque Charlie y la fábrica de chocolate me gustó mucho lo que es la película, que no sé si tendrá mucho que ver con el libro. Ahora mismo no es una lectura que me apetezca pero estaré atenta a las opiniones que salgan a raíz del reto
    besos

  • Riku
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 8:08 pm

    Y que no conocía yo este libro, con lo que me gusta Roald Dahl. Me lo apunto de inmediato a ver si algún dia lo veo en la biblioteca.
    Me he pasado por el reto y tiene una pinta estupenda, pero no me voy a poder apuntar porque se me han acumulado muchas lecturas, y he leído casi todos los libros infantiles de este hombre ya, y veo que no me da tiempo.
    A ver si para otra ocasión con más tiempo mejor
    Besos ^^

  • Meg
    Posted 28 de noviembre de 2012 at 11:25 pm

    Lo he descubierto ya más mayor, sólo leí uno de realtos con algo menos de 13 años, y ahora es cuando lo estoy disfrutando más. Por un amor platónico no he hecho nada loco, era una cobarde, jeje. Un beso!!

  • Fesaro
    Posted 29 de noviembre de 2012 at 10:11 am

    Es una propuesta que esta muy bien construida y un soplo de aire fresco a lo que estamos acostumbrados por estos lares. Desgraciadamente con pena tengo que decirte que este mes lo tengo imposible.

  • Eva
    Posted 29 de noviembre de 2012 at 10:38 am

    Púes tampoco lo conocía y me ha resultado muy curioso, me lo apunto y miraré si lo encuentro 🙂

    Un beso

  • Lesincele
    Posted 29 de noviembre de 2012 at 11:12 am

    Este no lo conocía y me ha llamnado la atención.
    Gracias por proponerme tu reto..pero siento no apuntarme que diciembre lo tengo llenos de compromisos de lecturas…además de que tendría que buscar los libros en casa de mi ama…buff a saber donde están jeje.

    Un beso!

  • May R Ayamonte
    Posted 29 de noviembre de 2012 at 6:32 pm

    Hola!!
    No lo conocía pero tiene buena pinta!
    Bueno yo lo más tonto que he hecho ha sido disfrazarme de gato y pasearme por delante (era una niña, no me juzgues ajajaj)
    Un beso!

  • Génesis García
    Posted 30 de noviembre de 2012 at 1:08 am

    yo lei charlie y la fabrica de chocolate y la verdad es que es muy muy buena*-*

  • Alba Úriz
    Posted 30 de noviembre de 2012 at 4:13 pm

    Yo… nunca he leído a Dahl. Habré visto todas las pelis que se han hecho de sus libros (maravillosas, por cierto), pero nunca he probado sus libros. Un sacrilegio que remediaré algún día en la biblio :P.

  • Lady Boheme
    Posted 30 de noviembre de 2012 at 6:52 pm

    Tengo que pasarme por la biblioteca a ver qué tienen de este autor, porque aunque he leído unos cuantos libros suyos, me faltarán otros tantos.

    Este seguro que me encanta. Y sí, estoy de acuerdo contigo en que era un genio.

    ¡Besos!

  • ElenaWray
    Posted 30 de noviembre de 2012 at 10:04 pm

    Sólo he leído una obra del autor, me hubiese gustado apuntarme a la iniciativa pero no tengo que leer de este autor en casa y estoy aún terminando los obligatorios de clase…
    Gracias por la reseña!(:
    Besitos<3

  • Tizire
    Posted 2 de diciembre de 2012 at 12:56 pm

    Esto de no tener internet me ha hecho perderme bastantes cosas, como el reto que propones! Intentaré buscar algún libro del autor (que me encanta) por si puedo incluirlo en las lecturas de este mes. Este que presentas no lo conocía, aunque me gusta la base de la que parte. 1beso!

  • Viagra
    Posted 19 de abril de 2013 at 6:14 pm

    Do you want some viagra? Enter here; we have Viagra to the best prices in the global market.

  • Karou!
    Posted 13 de septiembre de 2013 at 9:50 pm

    El señor Hoppy *-*
    Su extravagante idea me encantó.
    Me han dado ganas de leerlo de nuevo 😀

Responder a Estefania Cancelar la respuesta

Este sitio web utiliza cookies y solicita aceptación para mejorar la experiencia de navegación.