Te llevaré a un lugar donde todo es posible, de Laurent Gounelle

“Cuando volvió a abrir los ojos, mucho rato más tarde, la naturaleza le parecía cambiada. Los verdes eran más tiernos; las ramas, más finas; las lianas; más flexibles; la luz, más hermosa. Por primera vez desde su llegada a la Amazonia, oía el canto de las aves. Cantos melodiosos, cristalinos y alegres que hacían sonreír el alma y despertaban la alegría, ayudaban a que ésta se abriera un camino a través de la gruesa capa de resistencia constituida a lo largo de los años por la acumulación de las decepciones y las desilusiones.”

Nunca me ha gustado que a un género literario que suele invitar a la reflexión sobre la vida, la felicidad y muchísimos otros aspectos se le llamen libros “de autoayuda”. Sin embargo hasta ahora era un desacuerdo silencioso pues pensaba que solo se aplicaba a manuales empíricos sobre dichos elementos pero con Laurent Gounelle descubrí que también existen libros de autoayuda y de ficción. Por eso no dudé en adquirir su tercera novela. Hoy os traigo Te llevaré a un lugar donde todo es posible, de Laurent Gounelle.
Conocemos a Sandro, un profesor universitario de filosofía que vive en Nueva York y está sufriendo la reciente pérdida de su mujer. Así, decide dejarlo todo y viajar a la Amazonia para vengarse de la tribu que la sacrificó en un supuesto rito religioso. Con la ayuda de unos ex-mercenarios, aunque enfermo, llega en el poblado y a través del jefe de dicho grupo, Krakus, se propone destruir la tranquilidad y la pureza de la tribu.
A través de la venganza de Sandro seremos testigos de como se corrompe un plácido sistema, escondiéndose entre líneas una clara metáfora a los males que desde el punto de vista del autor asolan nuestra sociedad. Tales elementos como la envidia, la ambición, las ganas de ser mejor que los demás y el egoísmo entre otros irán apareciendo uno tras otro en este relato.
El estilo de Laurent Gounelle es ágil y fresco, sin entrar en demasiadas florituras ni detalles. No busca en este libro contar una historia cargada de adjetivos ni despertar pasiones sino simplemente hacer reflexionar al lector que, a lo largo de la transformación que sufre la tribu amazónica irá denotando un paralelismo permanente con lo que vemos cada día en nuestra realidad.
Sin embargo, al igual que la otra novela que he leído del autor me ha parecido un libro incompleto. En mi opinión en sus novelas hay dos columnas vertebrales: la de la información “de autoayuda” (es decir, las reflexiones sobre el ser humano) y la de la historia en sí, que diferencia a Laurent Gounelle de muchos otros escritores de libros de autoayuda. Aunque Gounelle sabe crear una narración que engancha, al querer encajar la historia a demasiada información “de autoayuda” que incorpora al relato y sobretodo a los diálogos hace que pierdan naturalidad, en este aspecto caben destacar las conversaciones entre Sandro y Krakus. Otro punto negativo, a mi parecer, es el final. Lo encuentro incompleto y hecho con prisas. Parece que el autor, al haber acabado la columna de la información “de autoayuda” deja incompleta la del relato, dejando patente su prevalencia. 
Por último, no entiendo porque ponen estos títulos a los libros de Laurent Gounelle en España. Tanto éste como la otra novela que he leído del autor (No me iré sin decirte adónde voy) tienen títulos que poco o nada tienen que ver con la historia. Me gusta mucho más el título original del libro, Le Philosophe qui n’était pas sage (El filósofo que no era prudente). No estoy de acuerdo en que las editoriales cambien completamente el título de una novela pero, si lo hacen, que al menos tenga algo que ver con la historia.
Editorial Planeta me invitó a conocer a Laurent Gounelle, cual fue mi desilusión cuando unos días antes me enteré que la reunión se llevaba a cabo en Madrid. Hasta tenía preparadas las preguntas que quería hacerle. Así, para no quedarme con el gusto agrio en la boca las dejo escritas bajo la reseña. Si alguien ha leído la novela sería interesante saber cual es su opinión sobre los temas que iba a plantearle al autor.
En conclusión, Te llevaré a un lugar donde todo es posible nos muestra, a través de la venganza que lleva a cabo un profesor de filosofía neoyorquino a una tribu amazónica, una reflexión sobre el comportamiento y el ritmo de vida que el sistema capitalista está aplicando en las personas. Esta novela, aunque con sus faltas y defectos, es un manifiesto de valores que, al ser transmitidos al lector de forma indirecta calan más hondo e intensamente. Laurent Gounelle es un autor que tiene más potencial del que demuestra. Cumple su objetivo pero ¿por qué no ir más allá?
Preguntas de Trotalibros a Laurent Gounelle
1. En una entrevista en el diario ABC dijo que no creía en la suerte sino que creía en que cada uno era dueño de su destino. Teniendo en cuenta el contexto de crisis global que estamos sufriendo especialmente en España entenderá que los comentarios en la página web del diario no lo apoyasen demasiado en este punto. Hay gente que se queda sin casa, sin dinero y sin trabajo y tienen la sensación de que otros son el dueño de su destino. ¿Cómo convence a esa gente de la inexistencia de la suerte? ¿Estamos en una etapa de pesimismo generalizado? ¿Cómo salir de ella?
2. Resume la idea que pretende transmitir el libro en una frase.
3. En el capítulo 26 Krakus y Elianta llevan a cabo una competición de liderazgo ¿cuales son los factores que hacen que el equipo de elianta acaben la choza antes? ¿Cómo se aplican a la realidad? ¿Está de acuerdo en que la competitividad es positiva para la sociedad pero negativa para las personas?
4. ¿A usted le cuesta tanto como a Mojag poner título a sus historias?
5. ¿Son los problemas y las preocupaciones una adicción?
6. Los perfiles de Marco, Alfredo, Krakus i Gody son muy diferentes, parecen definir tres actitudes negativas. ¿Le parece la actitud del último menos negativa que los demás?
Título: Te llevaré a un lugar donde todo es posible. Autor/a: Laurent Gounelle. 
Título original: Le philosophe qui n’était pas sage
Editorial: Planeta. Nº páginas: 283. Precio18,90€

23 comentarios

  • Xavier Beltrán Posted 28 de marzo de 2013 10:55 am

    No he leído nada de Gounelle, me echa un poco hacia atrás la catalogación como novela de autoayuda. Aunque lo cierto es que a mí Coelho, cuando narra una historia, me encanta, y como también lo clasifican como autoayuda…, quizá debería probar con este autor.

    Un saludito y feliz jueves.

  • Norah Bennett Posted 28 de marzo de 2013 2:11 pm

    No sé, mira que con el título y la portada me esperaba otra cosa, pero lo de la tribu no me llama y la autoayuda nunca me ha ayudado. Creo que lo dejo pasar.
    Besos

  • Begoña Posted 28 de marzo de 2013 3:36 pm

    A mí tampoco me llama demasiado. A mí los libros de autoayuda no me los creo para nada. Eso sí, la portada es bonita.

  • Meg Posted 28 de marzo de 2013 5:45 pm

    No me llma mucho, ni éste ni el anterior, no me termina de convencer la mezcla de ficción y autoayuda, pese a que he leido cosas similares. Yo también recibo ese tipo de invitaciones, es un rollo no poder ir !! 🙂 Un beso!

  • Ithil Posted 28 de marzo de 2013 7:15 pm

    Acabas de descubrirme tanto a la autora como a la novela. Aunque lo cierto es que, ya de buenas a primeras, la catalogación como novela de autoayuda me echa un poco para atrás.
    La premisa de la que parte el libro me ha hecho levantar una ceja, y es que me ha parecido, a primera vista un tanto surrealista. Es más, he tenido que hacer una segunda lecura cuidadosa al párrafo para ver si había leído correctamente.
    Aunque, ciertamente, puedo ver a donde quieres llegar con esas palabras. Intuir hacia donde si dirigen los tiros ya que ciertamente, es una premisa muy interesante.

    A pesar de no ser mi tipo de libro, me lo apunto por si algún día cae. Ya que en uns librería tengo mucho pelibro. ¡Besos!

  • Offuscatio Posted 28 de marzo de 2013 7:32 pm

    Yo no he leído nada de la autora, pero estoy de acuerdo contigo en que no todos los libros que puedan ser considerados de auto-ayuda deban descartarse de inmediato. Hay historias que merecen realmente la pena, si nos alejamos de manuales y demás material. Un abrazo,

  • Luciana Posted 28 de marzo de 2013 8:23 pm

    No me gusta que les cambien los nombres a los libros, algo muy frecuente.
    A este libro no lo conocía, sí he visto el otro que nombrás, aunque no me ha tentado.
    Besos

  • Margari Posted 28 de marzo de 2013 10:19 pm

    No es un tipo de libro que me llame mucho. Y por lo que cuentas, tampoco es muy destacable, así que lo dejaré pasar, algo que mi lista de pendientes agradece muchísimo.
    Besotes!!!

  • Nina Posted 28 de marzo de 2013 11:41 pm

    excelente reseña! yo solo libros asi los de pablo coelho y por ejemplo tengo un profe que los odia xD

  • Marisa G. Posted 29 de marzo de 2013 9:45 am

    Yo empecé a leerme uno de sus libros pensando que me encontraría algo bien distinto. No lo pude terminar y desde entonces no he vuelto a acercarme a ellos. No creo que lo haga en breve. Un besote

  • Shorby Posted 29 de marzo de 2013 2:26 pm

    Tengo pendiente el libro anterior, si me gusta, apunto este =)

    Besotes

  • Bambú Posted 29 de marzo de 2013 4:00 pm

    Me ha gustado tu reseña pero creo que no es el estilo de libros que me gusta, además nunca he leído nada de Laurent Gounelle, así que creo que de momento, no probaré con este libro 😉

    Saludos

  • Riku Posted 30 de marzo de 2013 10:42 pm

    NO me acaban de convencer los libros tan reflexivos. Y es una lástima porque se que me estaré perdiendo algunos que merezcan la pena.
    Pero es de agradecer que el estilo de este autor sea ameno y sencillo. Si a reflexiones profundas les añades un estilo rebuscado apaga y vámonos xD

    Saludos ^^

  • Tizire Posted 31 de marzo de 2013 7:13 pm

    Al ver la portada y el título me imaginaba otra cosa, pero por lo que cuentas es un libro que parece ciertamente amargo… Como el argumento no me va, lo dejaré pasar. 1beso!

  • Azalea Real Posted 31 de marzo de 2013 9:09 pm

    Por lo que cuentas, no es un libro que me llame la atención, sino al contrario, pero gracias por 'presentárnoslo', no lo conocía.
    Un beso!

  • Carmen Posted 1 de abril de 2013 8:16 pm

    No sé si lo leeré pero por los títulos yo pensaba que tanto uno como otro eren novelas ligeras de talante romántico…
    Besos,

  • mientrasleo Posted 1 de abril de 2013 9:40 pm

    Esta vez no me lo voy a apuntar, claramente no es de mi estilo y no lo iba a aprovechar ni disfrutar.
    Confesé hace tiempo que los libros que despidan un olor a autoayuda me dan casi miedo
    Besos

  • Jara Posted 2 de abril de 2013 2:15 pm

    No me llama nada la atención este tipo de libros, ni aunque venga disfrazado de ficción y con lo que cuentas aún menos. Un respiro para mi lista de pendientes.

    Besos

  • Mixed lovers Heart Posted 2 de abril de 2013 10:35 pm

    Me informare sobre el libro.
    Te pasas por mi blog de reseñas?
    palabrasescondidasenmundosdepapel.blogspot.com
    graciaas

  • Anónimo Posted 6 de abril de 2013 5:17 pm

    Pues yo me lo acabo de leer y me parece un libro muy ameno,muy fácil de leer y entender y el mezclar en una misma historia, ficción con psicología, me ha parecido muy interesante. De. verdad,lo recomiendo

  • SimpleTrues Posted 17 de abril de 2013 5:41 pm

    No estoy de acuerdo con la versión de la “autoayuda” que da Trotalibros. Personalmente me ha parecido un libro sobre reflexión personal sobre varios aspectos de la vida, desde un punto de vista filosófico y bastante realista (no me refiero a la situación de la tribu, sino a los aspectos que se esconden detrás de esos ejemplos). No solo, la forma en la que el autor se expresa es bastante sencilla de seguir y de engancharte a la lectura. Os recomiendo a todos esta lectura.

  • Deisy Romero Posted 21 de junio de 2013 7:21 pm

    cuando lees a Gounellem no parece que leyeras autoayuda, no soy muy amiga de ese tipo de libros pero no me iré sin decrite a donde voy es muy bueno, ahora espero pder leerme este nuevo. Un abrazo

  • Deisy Romero Posted 21 de junio de 2013 7:23 pm

    Xavier, no soy amiga tampoco de los libros de autoayuda, sin embargo cuando lees a Gounelle no te sientes leyendo un libro así, No me iré sin decirte a dónde voy es una muestra de ello.

    Un abrazo

Añadir comentario

Responder a Anónimo Cancelar la respuesta

La dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados *

Este sitio web utiliza cookies y solicita aceptación para mejorar la experiencia de navegación.