Skip to content Skip to footer

Rostros en el agua

Janet Frame

La joven Istina Mavet está ingresada en un hospital mental. Poco importa lo que haya hecho para llegar ahí, porque, una vez dentro, ya no se la considera una persona; ahora es un ser sin derechos ni dignidad; se convierte en un número sometido a la estricta jerarquía del centro en la que los doctores son dioses indiferentes, y las enfermeras, sus despiadados brazos ejecutores. La que había sido una mujer ahora es un ser aislado, desamparado ante el delirio y el maltrato, siempre bajo la amenaza de ser sometida a la temida tortura del electroshock y a la solución final de la lobotomía cerebral.

Janet Frame empezó a escribir Rostros en el agua (1961) por sugerencia de su psiquiatra como unas memorias de su traumático paso por varios manicomios de Nueva Zelanda, pero pronto la historia se le fue de las manos, se desbordó y, navegando en la ficción, se convirtió en el clásico inolvidable que es hoy, y ella, en la más importante escritora neozelandesa.

«Qué mujer tan extraordinaria: por haber superado los obstáculos que superó y haber sabido darles tan buen uso en su obra, y de forma tan original». DORIS LESSING

«La mejor escritora de Nueva Zelanda». ELEANOR CATTON

«Esta novela es tan hermosa como dolorosa». HILARY MANTEL

«Frame es y será divina». ALICE SEBOLD

«Lírica, conmovedora y profundamente entretenida». OBSERVER

«Por momentos es insoportable y, a la vez, consolador». RICARDO MENÉNDEZ SALMÓN

22,95

Hay existencias

Este sitio web utiliza cookies y solicita aceptación para mejorar la experiencia de navegación.